Vall de Núria

por | 2 agosto, 2018

VALL DE NURIA

Imagen Santuario de Vall Núria

En los Pirineos y rodeado por altas montañas de casi 3000 mts de altitud, se encuentra la Vall de Nuria  a  1964 mt por encima del nivel del mar.




Su entorno es respetuoso con el medio ambiente e invita a realizar excursiones, recomendables  con buen tiempo, a los diversos picos que rodean el valle y en invierno esquiar por sus pistas, aparte de poder disfrutar de otras actividades, tanto para adultos como para niños.

 

 

Imagen : Lago

 

Su clima favorece gran variedad de flora y fauna.

 

Historia de la Vall de Núria

 

San Gil (Atenas, año 640) nació en una familia con medios económicos, pero sus padres fallecieron cuando él contaba 20 años, dejándoles todos sus bienes en herencia, que él dio a los pobres. Se fue a la Provenza y fundó un convento.




Buscando una vida eremita de paz y tranquilidad, caminando llego a Núria, llevando como única posesión una cruz, donde  se instaló a finales del siglo VIII.

 

 

imagen de ermita

 

San Gil, vivía en una cueva, entregado a la oración y fabricación de iconos, que el mismo tallaba, entre los cuales se encontraba la virgen de Nuria. Además  compartía sus comidas, con los pastores de la zona, a los  que avisaba tocando una campana cuando la comida estaba preparada.

 

 

Imagen Virgen de Núria

 

Su estancia en al valle duró 4 años.  Retornó a la Provenza, huyendo de los arrianos que empezaron a perseguirlo. Antes de partir, escondió las reliquias (la Virgen, la cruz, la olla y la campana) para que sus perseguidores no las destruyeran.

 

 

Imagen Cruz, Olla, Campana

 

En el año  1702, Amadeu (oriundo de Damasco), tuvo un sueño. En él se le aparecía un ángel , que le pedía que fuera a Nuria y levantara una ermita en honor a la Virgen; también le dijo que en este lugar, señaladas por una roca blanca, se encontraban  las reliquias de Sant Gil, escondidas   3 siglos atrás.




Amadeu, siguiendo las indicaciones del ángel, llegó a Nuria y vivió en la misma cueva que San Gil. Con la ayuda de los pastores, construyó una ermita dedicada la Virgen y que además les proporcionaba cobijo. Lo que no consiguieron fue encontrar las reliquias del santo aunque las buscaron febrilmente. Amadeu tuvo que partir , no sin antes pedir a los pastores que continuaran con la búsqueda.

 

 

Imágen Capilla

 

Siete años más tarde, mientras los pastores, que continuaban acudiendo a la ermita, descansaban en el valle, vieron a un toro de pelo rojo que con sus pezuñas golpeaba una roca. Interpretando este suceso como una señal, no dudaron en coger sus herramientas y empezaron a taladrar la roca.  Después de horas de estar picando, descubrieron una cueva de la que salía un resplandor. Aunque algo asustados, entraron y vieron que la luz provenía de la talla de la Virgen de Nuria y junto a ella encontraron la cruz, la olla y la campana, los objetos que escondió el santo.




Las reliquias fueron llevadas a la ermita, donde son objeto de veneración,

 

 

Imágen de Santuario