Caldes de malavella

por | 1 enero, 2019

CALDES DE MALAVELLA

Es un municipio español que se encuentra a medio camino de la Costa Brava y la sierra de las Guillarais, en la comarca de la Selva (Girona)




La llanura de la Selva siempre ha sido rica en contrastes, patrimonio y tradiciones, así pues, Caldes, se encuentra en un lugar estratégico y por ello ha sido siempre tierra de paso de huellas.

Iglesia de Caldes de Malavella

Compra de imágen de Caldes de Malavella

En esta villa esta presente el rastro de todas las civilizaciones que han habitado en ella.

Imágen de Font Raig d'en Mel

Comprar iágen de Font raig d’en Mel

Sus aguas, desde las fuentes de agua caliente hasta los balnearios, de reconocidas propiedades curativas, ricas en fosfatos y sales minerales,  facilitan un tratamiento hidroterapéutico. Ello ha sido el factor aglutinador de población alrededor de ella.




Los orígenes de Caldes, se remontan al Paleolitico superior y gracias a los hallazgos de las excavaciones, se ha demostrado que en época de caza, Caldes, era un lugar de paso, donde los rebaños se detenían por ser un lugar donde encontraban  agua.

En el siglo I  a. c. los romanos empiezan a explotar sus aguas, construyendo unas termas en el  Puig de Sant Grau y en el Puig  de les  Animes. La caída del imperio romano y la entrada de los pueblos bárbaros, llevan a Caldes a una  época de rebeliones y crisis, tanto económica como social, que originan una emigración de la población a zonas montañosas. Esta situación crea una despoblación, desapareciendo el uso de las aguas terapéuticas.  El resurgimiento y la explotación de las aguas llega pasada la guerra de Sucesión, siglo XVIII.

La natatio

Comprar  imagen de La Natatio

La Natatio desagues

Compra de image de La Natatio

A finales del siglo  XIX y principios de XX, los primeros bañistas de estos balnearios, son los aristócratas y burgueses de Barcelona y contribuyen al crecimiento de Caldes.

Estos, en el siglo XX, empiezan a construir sus segundas residencias o casas de verano, de estilo modernista. Para construir tomaron como eje central una rambla arbolada , que se convirtió en un paseo muy frecuentado por los barceloneses, que llegaban a Caldes, a tomar las aguas,en los distintos balnearios construidos en ella.

Torre Modernista

Compra de imágen de La Torre

El agua se recoge en buena parte de la pluviometría de cierta área de la Selva. La infiltración de las aguas tiene lugar por las muchas fracturas que hay en la roca granitíca. El agua baja  hasta 1000 mts y en su transcurso se va calentando y adquiriendo sus propiedades.

El origen de los manantiales se puede agrupar en 3 núcleos: el Puig de las Almas, el cerro de Sant Grau y el Puig de les Molleres. La fuente de la Mina, la de Sant Narcis y la de los hervideros, donde el agua brota entre los  50 y 60 grados, son unas de la varias fuentes que surgen de los manantiales antes mencionados y que son de agua caliente y fría.

Lavaderos

Compra de imágen de Lavaderos de agua caliente




AQUAE CALIDAE     (UN GRAN CENTRO TERMAL ROMANO)

Los romanos se dieron cuenta de los beneficios de las aguas calientes, que brotaban de manera natural, en la actual Caldes de MALAVELLA. Fundaron una estación balnearia  (las termas) situada en el centro de la villa. Actualmente podemos visitar la parte restaurada, donde nos encontramos con una piscina de  13,5 x 5,9 mts, construida con opus signium (pavimento o recubrimiento de pared, de época romana, formado por una mezcla impermeable de cal, arena y fragmentos de cerámica; técnica que los romanos heredaron de los fenicios). Está cubierta por una vuelta, es sólo una de las alas de un gran establecimiento termal. A su alrededor se fue desarrollando el núcleo urbano (Aquae Calidae) que fue bastante importante en el siglo I. También se han encontrado villas diseminadas en las afueras.

ORIGEN DEL NOMBRE MALAVELLA

Según una tradición popular, el origen del nombre los encontramos en una leyenda local

Hace muchos años los habitantes de Caldes, estaban sometidos (por el cobro abusivo de impuestos) y dominados por una  mala vieja, solitaria y perversa, que era la señora del castillo. Los habitantes vivían también atemorizados por los rumores que recorrían por el pueblo, decían que una especie de bestia se llevaba a los niños, a los que nunca  encontraban.

Un buen día, llego al pueblo un mozo buscando trabajo y aunque ofreció sus servicios nadie requería de ellos. En este momento la señora del castillo y su séquito se encontraban en el mercado, cobrando sus impuestos. Mauricio, que así se llamaba el mozo,  desesperado, intentó robar parte de la recaudación, siendo interceptado por los sirvientes de la señora. Esta valorando la valentía del muchacho le ofreció trabajo como sirviente en el castillo.

Cuando hacia un tiempo que trabajaba como sirviente, Mauricio, se percato de que sucedía algo extraño. Intrigado por ver que sucedía, una noche decidió no ir a dormir. Al cabo de un rato vio salir del castillo al sirviente jorobado de la señora, con un saco, y decidió seguirle. Descubrió que entraba en una casa por la ventana y que salía con el saco lleno. Al volver al castillo, el mayordomo entro directamente en la cocina, vacío el saco y de él salió un niño.

Mauricio, atando cabos , comprendió que la desaparición de los niños y las misteriosas comidas de la señora estaban relacionados,y decidió que esto tenia que terminar.  La señora había hecho un pacto con el diablo, tenía que comerse el corazón de un niño para mantener el poder sobre la población.

Cuando la olla estaba hirviendo, Mauricio, empujo al jorobado en su interior y liberó al niño. Luego sirvió a la señora el corazón del sirviente. Esta, al primer bocado, se dio cuenta del engaño y llamo a lo guardas para que lo capturaran, pero la gente del pueblo, alertada por el niño, ya rodeaba el castillo.  La vieja no tuvo más remedio que irse, gritando:  “volveré, volveré”.

Cada año los habitantes de la localidad celebra en retorno de la  Mala Vella, con la fiesta de la Malavella, donde se organizan actividades que giran alrededor de esta leyenda. También se realiza una excursión al castillo, una fortaleza del siglo XI, donde la tradición sitúa los orígenes de la leyenda.




/* * Comment display template of Iconic One. * @package WordPress - Themonic Framework * @subpackage Iconic_One * @since Iconic One 1.0 */ /* * If the current post is protected by a password and * the visitor has not yet entered the password we will * return early without loading the comments. */